Elabora la carta de alérgenos del restaurante correctamente

Share on linkedin
LinkedIn
Share on twitter
Twitter
Share on facebook
Facebook
Share on pinterest
Pinterest

Disponer de la carta de alérgenos del restaurante no es solamente una norma de obligado cumplimento, sino también un servicio de calidad para tus clientes. Y es principalmente por esta razón por la que debes mantener tu carta actualizada. Porque los clientes están ávidos de información y agradecerán, por tanto, ese extra que les estás proporcionando. Más aún aquellos que sufran de algún tipo de alergia alimentaria, quienes suspirarán con alivio al ver que no tendrán que ponerse a preguntar por los ingredientes de cada plato, ni importunar al presuroso camarero con detalles de sus alergias.

Por todo esto, hoy en Manageat, tus expertos en la gestión de negocios gastronómicos, te vamos a hablar de la carta de alérgenos del restaurante, porque aunque sea un tópico muy básico, es un elemento totalmente imprescindible. Así es que, toma nota, y revisa si tu carta de alérgenos está correctamente elaborada.

 

carata de alérgenos del restaurante
Fuente: https://manipulador-de-alimentos.com/

¿Qué debe incluir la carta de alérgenos del restaurante?

La normativa vigente surge en respuesta al REGLAMENTO (UE) No 1169/2011 DEL PARLAMENTO EUROPEO Y DEL CONSEJO de 25 de octubre de 2011 sobre información alimentaria (anexo 2, pág. 26). En ella se especifican aquellos alimentos, catorce en total, que pueden causar alergias alimentarias, y que por lo tanto, deben ser claramente identificadas. De estas directivas europeas saldrán diversas disposiciones nacionales actualizadas en este Real Decreto, que obligan a todo hostelero a mostrar de manera comprensible y transparente esta información a sus clientes. La falta de cumplimiento puede conllevar sanciones de hasta 600.000€ dependiendo de la gravedad de la situación; recordemos que las alergias pueden causar daños graves e incluso irreparables. Resumiendo, es obligatorio y completamente indispensable incluir las indicaciones sobre los catorce alérgenos estipulados en la carta de tu restaurante. Pero, ¿cómo hacerlo correctamente?

Sugerencias para tener una carta de alérgenos perfecta

No dupliques las cartas

Es decir, incluye los alérgenos en el menú principal, sea soporte físico o electrónico. Y evita por todos los medios ofrecer dos cartas a tu cliente. Esto no te traerá más que inconvenientes. Por ejemplo, la incomodidad de tener que leer dos menús. O el riesgo de que el camarero olvide entregar la carta de alérgenos, o que sea el propio cliente quien no se acuerde de solicitarla. Disponer de dos cartas separadas no es en absoluto aconsejable. Y si no tienes más remedio, que tenerlas por separado, es preferible insertar una pegatina con un código QR en el menú.

Inserta un código QR en el menú físico con más información

Si no puedes modificar tu carta física por el momento por la razón que sea, siempre tienes la opción de incluir una carta de alérgenos visible tras el escaneo de un código QR. Como te decíamos antes, es preferible que todo esté en la misma carta, pero si no fuera posible, asegúrate de que el código QR de alérgenos que incluyas en el menú de papel sea fácilmente reconocible y visible. Que el cliente sepa a primera vista que ahí encontrará toda la información sobre alérgenos que pueda necesitar.

Cuida el diseño de tu carta de alérgenos del restaurante

Imprescindible, por supuesto. ¿De qué sirve tener una carta espectacular para luego destrozarla colocando iconos incomprensibles y de dudoso gusto para salir del paso? Recuerda que la carta es la primera impresión que el cliente se llevará de tu cocina.

carta de alérgenos el restaurante

¿Y si ya dispones de una carta de alérgenos del restaurante bien elaborada?

Asegúrate de que tus camareros estén bien informados

Tu restaurante presume de disponer de toda la información sobre alérgenos bien detallada y siempre disponible. Pero ante la dudas inquisidoras de un cliente indeciso, tu camarero se queda sin argumentos. Simple y llanamente, porque no tienen formación ni información sobre alérgenos, más allá de aquella que aparece en la carta. Resultado de esta situación: cliente insatisfecho y camarero frustrado.

Forma a conciencia a tu personal de cocina 

Y exactamente lo mismo puede ocurrir con el personal de cocina, pero con consecuencias seguramente más preocupantes. Tus cocineros deben dominar el tema de los alérgenos, y por supuesto, saber reconocer todos aquellos alimentos que puedan contenerlos. Por otro lado, han de cumplir estrictamente las medidas de limpieza e higiene para evitar a toda costa la contaminación cruzada, una circunstancia que puede causarte serios problemas con los clientes. Como siempre te aconsejamos en Manageat, es esencial apostar por la formación del personal. Se trata de una inversión a largo plazo que te será muy provechosa.

carta de alérgenos del restaurante

Establece un protocolo de actuación

Hablamos de un protocolo que va mucho más allá de crear una carta de alérgenos correcta y presentable. Nos referimos a crear un protocolo de actuación para antes, durante y después del servicio de comidas. Antes, para saber cómo almacenar separadamente los alimentos que contienen alérgenos, y para manipularlos correctamente reduciendo así el riesgo de la ya mencionada contaminación cruzada. Durante, para saber cómo actuar ante clientes con alergias, disponer de personal de sala perfectamente formado y atento a las necesidades del cliente. Y después, para saber cómo actuar con decisión y diligencia ante cualquier incidencia ocurrida en nuestro local relacionada con los alérgenos. Un protocolo de buenas prácticas que resulta imprescindible en éste y otros aspectos del negocio y que, una vez lo implementes, descubrirás su increíble utilidad.

En Manageat nos esforzamos cada día por proporcionarte consejos, ideas y sugerencias que puedan serte útiles en tu negocio gastronómico. Esperamos que nuestra pequeña aportación sobre cómo elaborar la carta de alérgenos del restaurante de manera adecuada te resulte provechosa. Gracias por confiar en Manageat.