Ventajas del menu design para tu restaurante

Share on linkedin
LinkedIn
Share on twitter
Twitter
Share on facebook
Facebook
Share on pinterest
Pinterest

El menu design es un concepto que va de la mano del menu engineering, del que ya os hablamos con anterioridad. O al menos persiguen unos objetivos muy parecidos. Mientras que la ingeniería de menús busca el menú ideal desde el punto de vista de su rentabilidad, el diseño de menús profundiza y focaliza sus esfuerzos en la obtención de ese menú ideal desde la perspectiva psicológica, desde la percepción del cliente. Como hemos dicho, los objetivos son prácticamente los mismos. Y la meta que ambas técnicas persiguen es, obviamente, reducir los gastos y sobre todo aumentar las ventas.

Hoy en Manageat, tu equipo de profesionales en la gestión de negocios gastronómicos, te contamos un poco más sobre qué es el menu design y cuáles son sus principales ventajas. Toma nota, porque te puede resultar muy útil para tu restaurante.

Qué es el menu design

El menu design o diseño de menús es un sistema de creación o mejora de los menús de un negocio gastronómico. Suele basar su método principalmente en el neuromarketing y también, por supuesto, en el diseño. Para comprender por qué la neurociencia es esencial en el diseño de menús, os dejamos este interesante y completo artículo sobre el tema. Y es que el menú, igual que la comida, entra antes por los ojos que por la boca. Un diseño correcto, elegante, llamativo o informal (según en qué esté especializado el local y siempre acorde con su tipo de cliente) será fundamental para que el negocio prospere. Y no sólo por su diseño visual. En las cartas físicas también es importante la sensación táctil que nos produce el menú. Psicológicamente nos puede influir de manera positiva si al coger la carta notamos, por ejemplo, un tacto suave, limpio. Esto frente a la desagradable sensación que produce un papel arrugado o un formato plastificado con huellas o incluso grasa.

Para qué sirve

Pues tratando de comprender de antemano los gustos y necesidades de la clientela, el menu design sirve para venderle y ofrecerle al cliente aquello que está demandando. Es decir, diseña la carta o el menú teniendo en cuenta la psicología del cliente y haciendo uso de estrategias comerciales para crearle necesidades o satisfacer las que ya sabemos que tiene. He aquí una sutil diferencia con el menu engineering. Aunque en realidad ambos conceptos zigzaguean en sus caminos y se acaban mezclando. Y es que el menu engineering modifica el menú para vender lo que a nosotros, restauradores, más nos interesa, basándose en estadísticas de ventas de los distintos platos.

Ventajas de su aplicación

No podemos dudar de que una carta bien diseñada no puede traer más que beneficios tanto al negocio gastronómico como al cliente. Por ello, es imprescindible echarle un vistazo de vez en cuando y ver qué posibles mejoras podríamos aplicarle.

  • Mejora la imagen del restaurante

Esto es más que obvio, porque lo que pone en la carta y cómo lo pone va a determinar la elección del cliente, pero también que pida más o menos platos. Y sobre todo, va a dejar una huella muy importante en la imagen que tendrá el cliente de nuestro establecimiento (y que transmitirá a sus conocidos o a los no tanto en redes). Imagina un local agradable con un ambiente cálido, limpio y agradable, y llega la entrega de la carta y tiene los picos doblados, o un plato tachado a boli. O que descargues el código QR para ver la versión digital y te encuentres con alguna falta de ortografía o de expresión que, como poco, choca. Por descontado, que después es la comida lo que más cuenta. Pero no hay que olvidar que para conseguir el éxito hay que cuidar todos los detalles

  • Potencia el branding

Es decir, te ayuda a afianzar tu marca en la memoria del cliente. A crear esa imagen de marca tan necesaria. Para que un cliente eventual y satisfecho, por ejemplo, pueda recordar dónde saboreó un día esa exquisita experiencia gastronómica. Y de paso pueda recomendar tu local. Por otro lado, una carta con un adecuado menu design será esencial para transmitir la filosofía y valores corporativos de tu negocio gastronómico.

  • Es una herramienta de marketing muy eficaz

Después de lo que acabamos de comentar en los dos puntos anteriores, queda claro que un menú bien diseñado es un arma de comercialización muy valiosa. Pero en este epígrafe queremos volver a insistir en las técnicas del neuromarketing aplicadas al menu engineering. Por ejemplo, el tan conocido y explotado triángulo de oro, que nos indica la óptima colocación de los elementos según nuestro interés en que se destaquen más o menos. Y todo ello basado en estudios de eye tracking que revelan en qué puntos centra el consumidor su mirada, durante cuánto tiempo, qué zonas le pasan desapercibidas, etc. Y claro, sabiendo esto, sólo nos queda colocar los platos que queramos vender más en el lugar correcto. Todo un acierto tanto para el diseño de nuestro menú como para la web.

menu design

  • Te ayuda a aumentar las ventas

Antes de seguir con este último punto, debemos aclarar que el menu design no es únicamente el diseño puro y duro de la carta o el formato digital. No, también tiene una vertiente psicológica, como señalamos al principio. Y esa parte es la que debe colocar los platos, darle forma a los precios (no estipularlos, sino expresarlos de manera estratégica para que sean persuasivos en lugar de disuasivos), y ese tipo de cosas. Está claro que un menú bien diseñado, bien hecho, bien presentado nos empuja a pedir más platos o viandas más sofisticadas sin importarnos tanto el precio. Por supuesto, siempre y cuando la calidad de la comida y el servicio se correspondan después.

¿Debería contratar los servicios de un menu designer?

Pues como ves, no estaría de más ponerte en manos de un profesional. De cualquier manera, en cada temporada lo habitual es que se cambie la carta. Esto supone al menos dos veces al año. Y a su vez, representa un gasto. Entonces, ya que te pones a hacer cambios, ¿por qué no hacerlos bien? Seguro que así dan un mejor fruto. No dudes en contactar con nosotros si te decides a probar los beneficios del menu design. Te sorprenderás.

Desde Manageat confiamos en haberte convencido un poco más acerca de las bondades de cuidar y trabajar el diseño de tu carta. Recuerda que es el escaparate de tu cocina. En nuestro próximo post trataremos de mostrarte cómo comprender mejor las necesidades de tu cliente, y de qué manera poder así anticiparte a ellas. Seguro que te interesa.