¿Qué dice la nueva ley del desperdicio alimentario con respecto a los negocios gastronómicos?

Food waste

Ya venía haciendo falta una ley de desperdicio alimentario que regulara el despilfarro de comida. Y no hablamos de nuestros hogares (que deberíamos), sino de productores, distribuidores y comercializadores de alimentos, además del sector de la restauración, que es lo que nos atañe.

Además de suponer un importante daño para nuestros bolsillos, perfectamente cuantificable tanto a nivel particular como a nivel profesional en nuestras empresas, el desperdicio de alimentos es una grave amenaza para el planeta y los recursos que nos ofrece.

Hoy en Manageat, concienciados con el medio ambiente y siempre pendientes de encontrar las maneras de optimizar la gestión de los negocios gastronómicos, te contamos cómo te puede afectar la nueva ley del desperdicio alimentario. Vamos allá.

Proyecto de Ley

Parece que queda poco tiempo para que entre en vigor una nueva ley contra el desperdicio alimentario: la Ley de Prevención de las Pérdidas y el Desperdicio Alimentario. Aprobado el proyecto de ley que la impulsa el pasado 7 de junio de 2022, solo resta que el proceso de tramitación parlamentaria de la regulación en cuestión no se demore demasiado.

Por otro lado, y siendo la primera ley de carácter nacional (aún nonata, como venimos diciendo) que se aprueba en nuestro país, este texto pretende acercarnos al cumplimiento de uno de los objetivos de la ONU en su Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible.

ley del desperdicio de alimentos

Pero, ¿en qué afecta la ley del desperdicio alimentario a los negocios de restauración?

Obligaciones de los negocios del sector

  • Restaurantes, bares, cafeterías y demás negocios gastronómicos deberán contar con un plan preventivo de reducción del desperdicio de alimentos.
  • Asimismo, deberá existir un plan de aprovechamiento de los alimentos. Para el cual la propia ley de desperdicio alimentario propone algunas sugerencias. Las veremos en los aspectos preventivos que propone el texto en cuestión.
  • La doggy bag será obligatoria en bares, restaurantes y otros negocios gastronómicos. Excepto si son tipo bufé libre, claro está. Es decir, se debe informar al cliente de manera clara y precisa de que tiene la opción de llevarse la comida que sobre de su plato, si así lo desea.

Aspectos preventivos

  • Se establece como opción el firmar acuerdos con empresas colaboradoras u organizaciones sin ánimo de lucro que se encarguen de recoger y gestionar adecuadamente los alimentos, procesados o no, que puedan perecer sin ser consumidos o vendidos. Hablamos, por ejemplo, de un banco de alimentos. O de un albergue o centro de acogida de personas desfavorecidas.
  • La ley propone la transformación de alimentos que no puedan ser utilizados (por ejemplo, fruta menos estética o a punto de perecer) en cocina de aprovechamiento (zumos, bizcochos, etc.).
  • Si lo anterior no es posible porque los alimentos ya no sean aptos para el consumo humano, entonces se destinarán a consumo animal (piensos) o a cualquier otro uso que permita su máximo aprovechamiento (compost, combustibles, etc.).
  • Flexibilización del menú. Se sugiere dar al cliente/comensal la opción de elegir guarnición o incluso la ración o tamaño del plato.
  • Se anima a los restaurantes, departamentos de A y B, y demás negocios del sector a comprar de manera sostenible, priorizando aquellos productos de proximidad y de temporada.

Régimen sancionador

En cuanto a la parte sancionadora de esta ley del desperdicio alimentario, es impreciso aventurarse aún a establecer unas cuantías exactas de lo que pueden ser las multas por incumplimiento. La horquilla que se maneja en estos momentos, de cualquier modo, va desde los 2.000€ para infracciones menores hasta incluso los 500.000€ para sanciones muy graves.

Objetivo Zero Waste

En Manageat no es la primera vez que te hablamos del desperdicio de alimentos. Puesto que apostamos por una óptima gestión gastronómica. Y ello conlleva sin duda, la optimización de todos los recursos de tu negocio gastronómico; entre ellos, y muy importante, tu producto: tus platos.

Apostar por la economía circular y llegar a establecer un sistema de detección de errores, prevención y mejoras aplicables, te ayudará, sin lugar a dudas, a conseguir un negocio mucho más eficiente. Y de paso, a cuidar un poquito más del planeta.

¿Quieres que te demos las claves? En Mangeat podemos ayudarte.

No te pierdas nuestros consejos, ideas y tendencias sobre el mundo de la gestión gastronómica. ¡Suscríbete a nuestra newsletter!

El Libro Blanco de MANAGEAT

IDEAS Y CONSEJOS PARA AFRONTAR LA GESTIÓN DE TU NEGOCIO GASTRONÓMICO

Desde Manageat esperamos que con este artículo tengas un poco más claro cómo y en qué te puede afectar la nueva legislación. Si necesitas más inspiración, ya sabes, nos vemos en el siguiente post.

Newsletter

No te pierdas lo último en tendencias de restauración y gastronomía. Suscríbete a nuestro Newsletter.