Criterios para hacer el menú de tu restaurante

Menu

Para saber cómo hacer el menú de un restaurante y acertar no basta con tener buenas manos en la cocina y una serie de platos que nos salen -y saben- a gloria. No. Necesitamos algo más. Por supuesto que el hecho de contar con un buen producto y un mejor equipo es imprescindible. Pero eso no lo es todo. Puesto que la carta de nuestro negocio gastronómico es la fiel imagen (cuanto más fiel, mejor) de lo que el cliente ve que le espera. Un producto excepcional sin un menú que lo acompañe es difícil que triunfe. Y aparte de todo esto, está la parte monetaria, cómo no. Es decir, la de saber crear un menú rentable y adecuado a lo que ofrecemos y sabemos hacer en nuestro restaurante.

En Manageat llevamos años ocupándonos de este tipo de tareas para muchos hosteleros que han confiado en nosotros. Por lo que sabemos, tras una dilatada experiencia, cómo hacer el menú de un restaurante y qué se ha de tener en cuenta antes de ponerse a ello. Y eso es precisamente lo que vamos a contarte en este artículo. Confiamos en que te resulte útil. Pero, ya sabes, si necesitas más inspiración, nuestro equipo de profesionales está aquí para ayudarte.

cómo hacer el menú de un restaurante

De qué tipo es tu restaurante

Es lo primero que deberás tener claro a la hora de crear el menú de tu restaurante. Tipos de restaurantes hay muchos; y habiendo imaginación, la lista se hace casi ilimitada. No te pares únicamente en esa tipología, sino también en la temática de tu local e incluso en la idea que deseas transmitir. Para saber cómo hacer el menú de un restaurante, no trates nunca por igual una carta de delivery como la que pondrás en mesa. Ni prepares un menú de restaurante à la carte del mismo modo que lo harías para uno que ofrece únicamente menú diario o menús cerrados, como el de degustación, por ejemplo.

Cómo es tu cliente

¿Cómo es tu cliente tipo? Tu cliente potencial y tu cliente fiel. ¿Conoces bien sus preferencias? ¿Sus motivaciones? Incluso cúales son las tendencias actuales. Si pretendes explorar otros nichos de mercado, distintas tipologías de clientes, captar nuevas caras… Todo eso se habrá de tener en cuenta a la hora de decidir qué incluir y cómo hacer el menú de tu restaurante.

Cuáles son los activos con los que cuenta tu restaurante

Es decir, se necesita definir claramente cuáles son los puntos fuertes en los que podemos apoyarnos, y qué áreas, aspectos o productos sería mejor evitar. Para ello, se deben valorar los siguientes factores:

  • Formación del personal: Con qué formación cuenta tu equipo, su nivel de profesionalización, o simplemente la experiencia con determinados tipos de productos o platos.
  • Distribución de la cocina. Esencial a la hora de crear el menú de tu restaurante. Aunque no lo creas, la importancia de la distribución de este espacio es uno de los ejes principales que condicionará el desarrollo de las operaciones y, por ende, el buen funcionamiento y el rendimiento óptimo de tu empresa. Para saber cómo hacer el menú de tu restaurante, mira antes cómo es tu cocina. qué espacio de maniobra ofrece, cuál es el FF&E y el OS&E… Todo eso, dando por supuesto que esa distribución y ese equipamiento son los adecuados y que no es necesario llevar a cabo una revisión más en profundidad. En fin, por poner un ejemplo, si la zona de postres es reducida, reduce también esta sección de tu carta o propón postres que requieran de menos elaboración: servir y listo.
  • Espacio en salones. Del mismo modo, la capacidad y la manera en que está distribuido tu comedor puede ser determinante a la hora de diseñar tu carta. Si las mesas son altas, caldos y sopas no parecen lo ideal. Si no hay espacio para poner mesa de apoyo, paelleras o cazuelas para servir, mejor ni considerarlas. Y así con muchas más cosas que importan aunque no lo parezca.

Por supuesto que tu producto es decisivo

Muy relacionado con el tipo de restaurante que tienes es el producto central que pretendas vender. Si vas a trabajar con alimentos de quinta gama, casi que la carta te la darán hecha. Pero, claro, si quieres diferenciarte de otros tantos, mejor que le des una buena vuelta con la ayuda de profesionales. ¿No crees?

Siguiendo con otros ejemplos, si tu producto (y tu temática) es mundo vegano, pues procura que no se te cuele ningún gazapo. O si tu intención es la de poner en el plato un producto innovador, entonces el menú de tu restaurante también tiene que serlo. Y que así lo perciba el cliente.

Cómo quieres presentar tu carta

Los siguientes factores, aunque puedan parecer menos decisivos, son sin embargo imprescindibles para saber cómo hacer la carta de un restaurante y no perecer en el intento.

  • Formato. No caigas en el error de hacer un menú universal que te sirva para todos los formatos. Una carta en papel y una digital no tienen nada que ver.
  • Diseño e información. ¿Quieres una carta muy visual y con la información justa? ¿O prefieres, por el contrario, algo más detallado incluyendo incluso ingredientes? Estas ideas deberás planteártelas antes de ponerte a diseñar tu menú.
  • Branding. Por supuesto, cuando hablamos de diseño también hemos de pensar en tu imagen de marca. Qué protagonismo le vas a dar, qué colores, fuente, etc., van más con tu idea. En estos dos últimos puntos, el menu design puede ser un aliado muy valioso.
  • Secciones y disposición de la carta. Si vas a hacer carta de vinos o de bebidas por separado, o si los postres irán también en otro menú. Quizá las clásicas secciones de entrantes, primeros y segundos no vayan contigo, y busques algo más original. Para la colocación de cada apartado, e incluso de cada plato, el neuromárketing puede servirte de gran ayuda.
  • Cálculo de los precios y su inclusión en el menú. Poner los precios, una de las decisiones más complejas a la hora de crear la carta de un restaurante. Y no únicamente por el hecho de que se debe hacer cálculos más allá del escandallo, sino también porque deberemos meditar dónde ponerlos y cómo ponerlos… El menu engineering te será muy útil para renovar una carta que ya hayas servido en tu restaurante, aunque no tanto para hacer una desde cero. Por ejemplo, en una nueva apertura.

En resumen, está claro que saber cómo hacer la carta de un restaurante no es tan sencillo como pudiera parecer. Aunque, por supuesto, si se siguen estas recomendaciones y se tienen en cuenta estos factores, el resultado será, muy probablemente, más rentable y diferenciador para tu negocio gastronómico. ¿Necesitas ayuda profesional?

No te pierdas nuestros consejos, ideas y tendencias sobre el mundo de la gestión gastronómica. ¡Suscríbete a nuestra newsletter!

El Libro Blanco de MANAGEAT

IDEAS Y CONSEJOS PARA AFRONTAR LA GESTIÓN DE TU NEGOCIO GASTRONÓMICO

En Manageat nos preocupamos por ofrecerte contenido de interés para tu negocio gastronómico o departamento de F&B, desde la experiencia y el conocimiento que nos avalan. Aunque si necesitas más inspiración, ya sabes, prueba nuestra consultoría gratuita de 30 minutos. ¡Te esperamos!

Newsletter

No te pierdas lo último en tendencias de restauración y gastronomía. Suscríbete a nuestro Newsletter.